Brutal agresión con gas pimienta en un centro comercial de Barcelona

Dos agentes de seguridad privada del Centro Comercial Finestrelles de Esplugues de Llobregat (Barcelona) han sido brutalmente agredidos con gas pimienta e insultados por un hombre y su mujer, que iban acompañados de una niña pequeña.

Los hechos han pasado este lunes, en el mismo centro de comercios de la localidad barcelonesa. Un testigo de los hechos lo ha grabado todo, y las impactantes imágenes muestran cómo uno de los vigilantes recibe una rociada de gas.

Ataque racista

Según se puede escuchar en el vídeo, que ya circula en las redes sociales, los dos agresores insultan a las dos víctimas con términos racistas como “chipi de mierda” o “sudaca”. A continuación, el hombre saca un espray de gas pimienta y rocía a uno de los vigilantes en la cara.

A pesar del ataque, la víctima, junto con sus dos compañeros, consigue actuar deprisa y de forma eficiente, y entre todos reducen al hombre y lo detienen. Toda esta escena pasa ante la mirada de su acompañante y la niña menor de edad.

Todo ha empezado cuando les querían echar

Según informa Catalunya Diari, los vigilantes de seguridad han pedido a la familia agresora que se marcharan de un establecimiento, y cuando estaban en el pasillo del centro comercial han empezado a discutir. La pelea ha ido subiendo de tono hasta que, finalmente, ha acabado con la detención del hombre.

En las últimas semanas se han dado varios ataques a agentes de seguridad privada en sus puestos de trabajo, como la agresión a tres vigilantes de Renfe en Pineda de Mar. Es una situación que denuncian recurrentemente, y desde varios sindicatos reclaman que se recupere la figura de autoridad de estos trabajadores y que vayan mejor equipados.

Fuente: El Caso