Revilla y Echevarría coinciden en que la seguridad es “el activo más importante”: sin ella “no hay libertad”

El delegado del Gobierno en Cantabria, Eduardo Echevarría, y el presidente en funciones de la Comunidad, Miguel Ángel Revilla, han coincidido en la importancia de la seguridad privada, “el activo más importante que tenemos”, ya que sin ella “no hay libertad” pues “el miedo nos hace desiguales”

Así lo han manifestado antes durante su intervención en el acto organizado para celebrar el Día de la Seguridad Privada, en el Palacio de Exposiciones de Santander, y al que han asistido varios representantes de la región.

En su discurso, Echevarría ha destacado que la seguridad es “uno de los pilares básicos de nuestra convivencia, pues sin seguridad no hay libertad, ya que el miedo nos hace desiguales”.

De su lado, Revilla ha considerado que “la seguridad es el activo más importante que tenemos” como país y Comunidad Autónoma y ha instado a mostrar “orgullo” por ello y por la labor que desarrollan los profesionales del sector privado y de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que trabajan “perfectamente coordinados”.

DISTINCIONES Y ASISTENTES

Durante esta celebración, que cumple su 20ª edición, se han entregado distinciones a 45 profesionales del sector, con diplomas y menciones honoríficas en reconocimiento a su labor.

Este año, también se ha conmemorado la incorporación de las primeras mujeres a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y se han entregado sendas placas a las agentes de la Policía Local de Santander, Alexandra Fernández; de la Policía Nacional de Cantabria, Diana Mirones, y de la Guardia Civil, Alicia Ibáñez.

Junto al presidente regional en funciones y al delegado del Gobierno, han estado presentes la consejera de Presidencia y Justicia, Paula Fernández; el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, José Luis López del Moral; la alcaldesa de Santander en funciones, Gema Igual, y la presidenta del Parlamento, Dolores Gorostiaga.

También, han asistido el jefe superior de la Policía Nacional en la región, Héctor Monero; el coronel jefe de la Guardia Civil en Cantabria, Luis Antonio del Castillo, y el portavoz de la Junta de Empresas de Seguridad Privada, José Luis Sotorrío.

COORDINACIÓN SEGURIDAD PRIVADA Y FUERZAS Y CUERPOS DEL ESTADO

A juicio del jefe del Ejecutivo y del PRC, España es un país “muy seguro” y ha subrayado otras virtudes que tenemos como la esperanza de vida, el volumen de visitantes que se reciben anualmente, así como la calificación del índice Bloomberg, que nos sitúa como el país “más saludable del mundo”, al analizar parámetros como la educación o la sanidad.

“Nos tenemos que sentir orgullosos de las cosas buenas que tenemos”, ha pedido el presidente en funciones, algo que ha atribuido “en gran medida” a los niveles de seguridad ciudadana.

En este ámbito, Revilla ha destacado la labor de los profesionales de la seguridad privada, que son “una pata del banco importante” de la seguridad ciudadana, junto al trabajo desempeñado por la Guardia Civil, Policía Nacional y Policía Local; todos, ha subrayado, “perfectamente coordinados”.

De su lado, en el acto -organizado por la Delegación del Gobierno junto al comité de las empresas gestoras de la seguridad privada en Cantabria- Eduardo Echevarría ha destacado que Cantabria es una Comunidad pionera en España en la conmemoración de la relación de colaboración entre Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, empresas de la seguridad privada y sociedad civil.

En este sentido, ha reconocido la labor de los profesionales de la seguridad privada en colaboración con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por el mantenimiento de la seguridad pública.

El delegado del Gobierno ha recordado que la celebración del Día de la Seguridad Privada se recoge en instrucción ministerial para conmemorar que en 1518, el Rey Carlos I dio la primera norma de seguridad privada en España.

Ha añadido que el control de la seguridad privada en España le corresponde a la Policía Nacional por un mandato legal que posiciona a este Cuerpo como operador de seguridad referente frente a los nuevos retos de la criminalidad, remarcando el hecho de que la Unidad Central de Seguridad Privada de la Policía Nacional es la Autoridad Nacional de Control de la Seguridad Privada.

PROFESIONALIZACIÓN DEL SECTOR

Para el delegado del Gobierno, la profesionalización del sector de la seguridad privada ha contribuido, por su excelencia, a afianzar la Marca España en el ámbito internacional por la expansión de las empresas españolas en el mercado mundial.

En este sentido, Echevarría ha destacado la importancia de un sector cuya actividad es “motor” de la economía, con más de medio millón de contratos y más de un millón de servicios comunicados en 2018.

Igualmente, ha mencionado las estrategias nacionales contra el terrorismo y contra el crimen organizado y la delincuencia grave, que establecen como “prioridad” el refuerzo de la colaboración entre más autoridades judiciales, las policiales y las empresas y departamentos de la seguridad privada, además de la necesidad de afrontar el fenómeno terrorista desde una perspectiva multidisciplinar.

Así, el delegado del Gobierno en Cantabria ha destacado la importancia de la formación de los vigilantes y agentes de seguridad privada, una “minuciosa” tarea multidisciplinar para dar pautas de comportamiento en autoprotección y prevención de actos terroristas.

En este sentido, ha apuntado que se ha formado presencialmente a más de 5.000 profesionales de lo sector y ha recordado que a finales de 2018 se celebraron en Santander unas jornadas formativas organizadas por la Jefatura Superior de Policía de Cantabria dirigidas a jefes, directores y vigilantes de seguridad.

Por último, Echevarría ha puesto en valor la importancia del sector de la seguridad privada y ha asegurado que es imprescindible continuar con el modelo de colaboración y cooperación entre los profesionales del sector y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad.

Fuente: El Diario