Atropellar a dos vigilantes de seguridad y marcharse sin pagar de una gasolinera

La Policía Nacional ha procedido a la detención de un vecino de Huelva y con antecedentes policiales, como autor de un presunto delito de robo con violencia al darse a la fuga tras repostar su vehículo en la gasolinera de un centro comercial y atropellar a dos vigilantes de seguridad.

Los hechos se remontan a finales del año pasado, cuando en la Sala de Operaciones de la Comisaría Provincial se recibió una llamada al 091 alertando del incidente. En concreto, un individuo se había marchado de la gasolinera sin pagar, tras repostar su automóvil y llenar varias garrafas que llevaba en el maletero del vehículo. En su huida, había intentado atropellar a tres vigilantes de seguridad del centro comercial.

De forma inmediata, una dotación radio-patrulla de la Policía Nacional se desplazó al lugar y fue informada por los vigilantes de seguridad de que la misma persona se había marchado en otras dos ocasiones sin abonar el importe del combustible después de llenar el depósito.

En esta ocasión y avisados por la empleada de la gasolinera, los dos vigilantes intervinieron para tratar de evitar que esta vez se diese a la fuga sin pagar. Sin embargo, y tras forcejear con los vigilantes, el detenido logró salir de la gasolinera marcha atrás a gran velocidad, golpeando a los vigilantes con la puerta del conductor.

Las pesquisas policiales permitieron determinar la marca, modelo y matrícula del vehículo, así como la propiedad del mismo. Tras ser interrogado el legítimo propietario, éste aseguró desconocer quién cogió el coche ese día, ya que lo había entregado a un tercero para que se lo reparase.

Cerrado el círculo de la investigación, los agentes de la Policía Nacional pudieron determinar finalmente que el usuario del vehículo ese día era un vecino de la provincia de Huelva con antecedentes policiales.

Tras ser reconocido por los vigilantes de seguridad, los policías procedieron a su detención y, tras la instrucción de las correspondientes diligencias, ya ha pasado a disposición del juzgado.

Fuente: Diario de Huelva