Así frustró un robo un furgón de vigilantes de seguridad

Tres imágenes de la actuación de los vigilantes del furgón blindado contra la banda de cacos

Una banda sustrae tres coches de un concesionario, los utiliza para alunizar una tienda de móviles en Barcelona y se salta un control policial

Son las dramáticas imágenes del robo a una tienda de móviles en Barcelona. Una banda organizada asaltó ayer un concesionario en Cerdanyola del Vallès (Barcelona). Se hizo con tres vehículos de alta gama, al menos dos Audi, que habrían utilizado, cree la policía, para robar con el método del alunizaje una tienda de móviles en la calle Creu Coberta de Sants, en la Ciudad Condal, y para saltarse un control policial poco después. 

Han alertado de ello fuentes policiales, que han apuntado al alto grado de organización de los cacos. El gerente del establecimiento, situado frente a la parada de metro Hostafrancs, ha admitido a Crónica Global que “están haciendo recuento de stock por una sustracción por alunizaje de al menos 40.000 euros en móviles”. Igual que la policía, el gerente apunta a un “elevado nivel de organización”. Mossos d’Esquadra, por su parte, admite por ahora un “empotramiento en Cerdanyola” el martes a las diez de la noche, robo del que “se han podido recuperar los vehículos”. Hay una investigación abierta. 

Se saltan un control policial

En conversación con este medio, el pequeño comerciante víctima del robo en Sants ha precisado que el hecho delictivo ocurrió a la 1.34 de la madrugada del miércoles en la calle Creu Coberta de Sants. Obran en poder del tendero imágenes de las cámaras de seguridad, que aportará junto a la hoja de daños para cursar la correspondiente denuncia. 

Mientras discurre la senda penal, el violento robo en Barcelona podría haber revestido mucha más gravedad. Fuentes policiales han explicado a Crónica Global que los cacos de Cerdanyola y, según los primeros indicios, la tienda de móviles, al verse perseguidos por el furgón de vigilantes, se dieron a la fuga a alta velocidad. Dieron con un control policial en la ronda Litoral de Barcelona, pero no se detuvieron. Se lo saltaron acelerando aún más. 

Un extintor para camuflar su huida

La maniobra del vehículo provocó que los ladrones casi embistieran a un agente de la Guardia Urbana, aunque finalmente no fue así. Cuando los cuerpos policiales dieron con el automóvil de alta cilindrada poco después, hallaron en su interior un extintor. Se cree que los cacos se hicieron con este elemento para accionarlo desde el parabrisas trasero y camuflar su fuga con el humo. 

A la espera de que se diligencien las actuaciones de los cuerpos policiales, cabe recordar que los Mossos d’Esquadra han lidiado en los últimos meses con bandas de ladrones con el método del alunizaje en Barcelona. Este medio ya explicó que la policía catalana perseguía a algunos de ellos, cuyas nacionalidades serían sueca y de países de Europa del Este. 

Fuente: CrónicaGlobal