El Govern contrata seguridad privada para custodiar a los inmigrantes en los hoteles

Vigilantes de seguridad privada para custodiar a los inmigrantes llegados en patera a Baleares que deben permanecer en aislamiento tras dar positivo en coronavirus o ser declarados contacto estrecho. Es la solución del Govern ante el desorbitado crecimiento del fenómeno y la consecuente escalada de casos que requieren cuarentena, una situación que ha sobrecargado la labor policial y que ha obligado a destinar un número de efectivos “inasumible” a esta tarea.

Los hoteles que alojan a los inmigrantes argelinos llegados en patera a Baleares disponen ya de personal de seguridad privada para vigilarlos 24 horas mientras permanecen en aislamiento por coronavirus.

De este modo se libera a buena parte de los agentes que hasta ahora controlaban establecimientos como el hotel Palma Bay, en Palma, o el Blue Sea Arenal Tower, en s’Arenal, y se les devuelve a sus funciones naturales que, durante semanas, se han visto mermadas por la reorganización forzosa de recursos.

Desde el Sindicato Unificado de Policía (SUP) celebran la medida ya que “se trata de una labor que excede nuestras atribuciones y colapsa los servicios”, tal y como indica su portavoz, Manuel Pavón.

Cabe recordar que cualquier ciudadano detenido, al cabo de 72 horas, si no es puesto ante un juez queda automáticamente en libertad. Sin embargo, en este caso existe una causa de fuerza mayor sanitaria -determinada por la comunidad autónoma y respaldada por la autoridad judicial- que obliga a retener a estas personas. “En cualquier caso, no es una cuestión policial y por tanto, no debemos asumirla nosotros”, señala Pavón.

Asimismo, los efectivos policiales consultados subrayan que la custodia prolongada de tantas personas y durante tanto tiempo estaba afectando a la operatividad de los cuerpos policiales y restaba personal en otras áreas, tanto en Policía Nacional como en Guardia Civil. “En una comunidad como la nuestra, que cuenta con los recursos justos, es insostenible dedicar tanto personal a este asunto”, apuntan.

PROBLEMAS DE CONVIVENCIA EN S’ARENAL POR LOS INMIGRANTES ALOJADOS EN EL BLUE SEA TOWER

Con esta medida en marcha, los vigilantes de seguridad privada se encargan de controlar los accesos de los hoteles y evitar fugas de inmigrantes, como ya ocurrió a mediados de octubre cuando dos argelinos abandonaron el hotel del Arenal y nunca más regresaron.

Con episodios como este, se rompe el control sobre el rastro del virus y aumenta la desconfianza entre los residentes y comerciantes de los alrededores. En s’Arenal, tanto el ayuntamiento como las agrupaciones vecinales y escolares han exigido el cambio de ubicación del centro por los constantes problemas de convivencia que generan algunos de los inmigrantes: gritos, insultos y música a altas horas, y reuniones en los balcones que evidencian el incumplimiento de las medidas de seguridad sanitaria, además de obligar a prolongar la cuarentena.

Fuente: MallorcaDiario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s