El Museo de las Murallas cierra sus puertas ante la falta de vigilantes por la quiebra de la empresa

2017042421282535678

La Consejería de Educación y Cultura ha iniciado los trámites para la licitación de un nuevo contrato de vigilancia y seguridad del Museo de San Ignacio, en las Murallas Reales, después de que la empresa adjudicataria de este servicio, Novosegur, haya entrado en concurso de acreedores y suspendido la prestación del servicio, según han comunicado sus administradores a la Consejería. Ante esta situación, el museo, en el que se expone la Colección Bertuchi, permanecerá cerrado temporalmente por la ausencia de vigilantes.

En cualquier caso, y aunque el nuevo contrato se está gestionando ya, la Consejería está barajando otras alternativas para que ese cierre tenga la mínima afectación posible y mantener abierto al público este espacio expositivo mientras se culmina la licitación.

Una quiebra repentina que no ha pillado desprevenidos a quienes conocen la trayectoria de la empresa adjudicataria, antes bajo el nombre de Marsegur, que dejó abandonados a su suerte a los vigilantes de seguridad del Hospital Militar en 2017. Ya entonces, el PSOE alertó al Gobierno de Vivas de la irresponsabilidad que suponía adjudicar un contrato público a una empresa con semejante historial. Los sindicatos UGT, CCOO y FTSP-USO, integrantes del Observatorio Sectorial de Seguridad Privada, vienen analizado este tipo de empresas ante la evidencia de que bajan los precios en las licitaciones públicas para luego rebajar las condiciones salariales a los trabajadores.

El Tribunal Supremo dejó sin efecto en marzo de 2019 el convenio de empresa promovido por este tipo de empresas tras la denuncia presentada por UGT, ha informado ese sindicato. Según el sindicato, Marsegur, Novosegur, Ariete y Sinergias, son empresas, que amparadas en la reforma laboral, negociaron convenios de empresa “con el único fin de disminuir las condiciones laborales de sus plantillas, en el animo de abaratar costes que les hiciera mas competitivas en el marco de la seguridad privada”.

Fuente: Ceuta al Dia