Un informe de Interior encargado por Renfe concluyó que los vigilantes pueden pedir billetes a los pasajeros

La compañía acaba de sancionar a un agente que exigió el título de viajero a un inmigrante en la estación de Sants

En los últimos meses se han registrado polémicos incidentes a bordo de trenes cuando miembros de la seguridad privada han pedido el billete a inmigrantes y estos se han negado a enseñarlo, alegando que entre sus cometidos no se encuentra el de pedir el ticket de viajero.  Por ejemplo, en este vídeo difundido hace meses por ‘Eldiario’:

Esos incidentes, mediatizados a través de vídeos del momento subidos a las redes sociales, han tenido una enorme repercusión social. El último de ellos, registrado en la estación barcelonesa de Sants, mostraba a un vigilante de seguridad exigiendo la documentación a una viajero de color. Al parecer, el agente habría sido testigo de cómo esta persona había saltado los tornos de acceso.

La reacción de Renfe llegó apenas un día después en forma de comunicado. Se anunciaba que el vigilante había sido apartado y la empresa prestataria del servicio, Ombuds, sancionada por la operadora.

Según la nota de Renfe, la decisión sobre Ombuds se basa en “el comportamiento de uno de sus vigilantes de seguridad con un viajero en la estación de Sants”. “Además de la posible sanción, en el momento en el que se ha tenido conocimiento de los hechos, Renfe ha exigido a Ombuds que aparte de forma inmediata al vigilante del servicio de Renfe”.

Añade la compañía que “Renfe rechaza cualquier tipo de actitud discriminatoria por la razón que sea contra cualquier persona. En el momento en que cualquier empresa firma un contrato con Renfe además de prestar el servicio con la calidad de acuerdo con lo contratado, se le exige respeto y educación con los ciudadanos que utilizan nuestros servicios”.

Un portavoz oficial de Renfe asegura a ECD que la decisión se tomó por “la actitud, trato vejatorio y falta de respeto de un vigilante” a un viajero.

Interior validó este tipo de prácticas

Según ha podido saber Confidencial Digital, Renfe realizó una consulta al respecto a la Unidad Central de Seguridad Privada  en el año 2013. Se quería conocer la opinión de esta unidad, dependiente del Ministerio del Interior, sobre la legalidad de que sus vigilantes puedan exigir la presentación del título de viaje a los pasajeros.

El informe de la UCSP, con número 2013/038, no es un documento vinculante y es puramente informativo, tal y como refleja el propio documento. Sin embargo, admite que la ley 23/92 de 30 de julio de Seguridad Privada habilita a los vigilantes a realizar este tipo de actuaciones.

“A tenor de la normativa expuesta, los vigilantes de seguridad en su misión de evitar la comisión de actos delictivos, incívicos o vandálicos en relación con el objeto de su protección, cuando existan indicios racionales o se tengan fundadas sospechas de que un viajero carece de título de transporte, podrán solicitar el título de viaje e identificar al viajero en cuestión, solicitándole su documentación personal, comunicándolo al correspondiente servicio de Intervención para su eventual sanción” concluye el documento al que ha tenido acceso ECD.

Fuente: El Confidencial Digital