Hospitalizado un vigilante por una paliza con palos de dos ladrones que pilló robando cobre

El guardia ha retenido a uno de los delincuentes y sus compinches solo han dejado de golpearle por la llegada de la Policía Nacional.

Un vigilante de seguridad ha tenido que ser hospitalizado en Alicante tras recibir una brutal paliza con palos por parte de dos ladrones a los que había sorprendido robando cobre en una nave industrial. Al retener a un compinche de estos dos delincuentes para su detención por la Policía Nacional, han regresado de su huida y le han propinado múltiples golpes hasta dejarle sangrando y volver a escapar por la llegada de los agentes.

Los tres hombres han sido finalmente detenidos como presuntos autores de un delito de robo con violencia y lesiones, tras agredir a este vigilante que los sorprendió sustrayendo cobro de una nave industrial.

La víctima, que recibió múltiples golpes por todo el cuerpo, tuvo que ser trasladado en ambulancia hasta el Hospital General de Alicante, donde fue asistido de las lesiones sufridas, según ha informado en un comunicado fuentes policiales.

La investigación comenzó a mediados del mes de septiembre, cuando un vigilante de seguridad comunicó que mientras realizaba su trabajo había sorprendido a tres varones que estaban sustrayendo cobre de una nave industrial de la zona.

Rápidamente se desplazaron al lugar varios funcionarios de la Comisaría de Distrito Centro, quienes localizaron al vigilante sangrando abundantemente por la cabeza y malherido.

Según las fuentes, el vigilante “había hecho acopio de toda su energía para poder mantener retenido a uno de los presuntos autores que inmediatamente fue detenido por la Policía”.

El vigilante explicó que pudo retener a uno de ellos al sorprenderlos sustrayendo cobre y aunque los otros dos huyeron, regresaron escasos minutos después con palos con los que le golpearon cantidad de veces por todo su cuerpo.

La llegada de los agentes precipitó la huida de los agresores que no lograron liberar a su cómplice.

Los Policías centraron su intervención, una vez detenido el autor, en auxiliar a la victima y su pronta intervención evitó que las lesiones fueran de mayor entidad.

Reincidentes

Dos de los asaltantes, delincuentes habituales con multitud de antecedentes policiales por delitos contra el patrimonio, huyeron en un vehículo que fue localizado posteriormente sin ocupantes.

La investigación policial llevada a cabo por miembros del Grupo Operativo de Policía Judicial de la Comisaría de Distrito Centro de Alicante, concluyó con la identificación y detención de los dos agresores huidos.

Los tres detenidos fueron puestos a disposición de la Autoridad Judicial, acusados de robo con violencia y lesiones, mientras que el vigilante de seguridad se recupera de las lesiones sufridas.

Fuente: ABC