Adif licita servicios de seguridad y vigilancia por 227 millones, un 51 % más

El Gobierno ha autorizado hoy la licitación, a través de Adif, del contrato de servicios de vigilancia y seguridad en sus instalaciones (estaciones e infraestructuras ferroviarias) por importe de 227,28 millones, un 50,97 % superior al del anterior contrato, durante 36 meses.

El incremento del presupuesto de licitación se debe al incremento que habrá, del 50,73 %, en el número de horas, que superarán los 3 millones anuales, y a la subida de las tarifas del servicio, ha informado el Ministerio de Fomento.

La licitación se estructurará en seis lotes: Centro, Este, Nordeste, Noroeste, Norte y Sur, ha informado el Ministerio de Fomento.

Fomento ha explicado que el nuevo contrato licitado se adapta a la situación actual de riesgo de las infraestructuras, recupera los niveles de servicio de hace una década e incorpora los desarrollos de la red ferroviaria en estos últimos años y los niveles de capacidad necesarios para dar cobertura al servicio.

El contrato licitado recoge los acuerdos alcanzados por el grupo de trabajo de seguridad privada creado en agosto de 2017 por el Ministerio de Fomento para incluir en la contratación pública de los servicios de seguridad privada aspectos como la formación, la calidad del servicio, las condiciones de trabajo, la productividad y las condiciones laborales y salariales.

De esta manera, el nuevo contrato incluye el ajuste del impacto de las puestas en servicios que ha habido en los últimos años, la incorporación de medidas tecnológicas (sistemas de localización, GPS en coches y patrullas) y compensación de desajustes en determinadas zonas.

Además, contempla el redimensionamiento de partidas para contingencias y situaciones especiales, el incremento de la formación, la incorporación de actuaciones como apertura y cierre de puertas y la mejora de los servicios de inteligencia como medidas de vigilancia preventiva.

El contrato licitado, además de recoger la importancia del precio, reconoce que la oferta técnica debe garantizar las condiciones de calidad en la prestación del servicio, ha explicado el Ministerio, que ha indicado que también mejora la dimensión y capacitación de las patrullas de vigilancia dinámica en estaciones y terminales de tren.

Así, incorpora criterios relacionados con la calidad y la exigencia de unas condiciones de solvencia suficientes para garantizar que las empresas adjudicatarias de los trabajos tengan capacidad para llevar a cabo los servicios encomendados.

Fuente: La Vanguardia