La Policía suple a los vigilantes de Porta Nova y Fimo tras la liquidación de Segur Ibérica

La Policía Local de Ferrol tendrá que llevar desde esta semana, de forma casi permanente, una nueva encomienda como es la vigilancia de las instalaciones municipales de FIMO y el centro comercial Porta Nova.

La Policía Local de Ferrol tendrá que llevar desde esta semana, de forma casi permanente, una nueva encomienda como es la vigilancia de las instalaciones municipales de FIMO y el centro comercial Porta Nova.

Un año después de anunciarse un ERE extintivo, la empresa Segur Ibérica acaba de ser liquidada definitivamente y sus empleados han quedado en la calle sin que, durante todo este tiempo, el gobierno local lograse alcanzar un acuerdo con otra empresa para hacerse con el servicio y subrogar a los trabajadores.

A pesar de los diversos intentos realizados por el Concello para conseguir un socio privado para sustituir a Segur Ibérica, serán ahora las fuerzas del orden municipales las que se tengan que encargar de estas tareas, con el coste añadido que supone para las arcas municipales.

Los doce trabajadores afectados en ambos centros tienen derecho a ser subrogados durante el próximo año por la empresa que asuma este servicio. Los planes del ejecutivo local pasan por articular un contrato global armonizado para la vigilancia y seguridad de todos los edificios de titularidad municipal.

La Federación de Trabajadores de Seguridad Privada de la Unión Sindical Obrera ha acusado al edil de Seguridad, Álvaro Montes, por “estar engañando a los trabajadores durante todo este tiempo, prometiéndoles salvaguardar sus puestos de trabajo con una nueva adjudicataria del servicio que nunca llegó”. Además, desde la organización ya estudian las posibles acciones legales y sindicales a tomar contra el Concello.

Fuente: Diario de Ferrol