Indignación sindical por la adjudicación de la seguridad del CIEMI Valle Tabares

Según FTSP-USO Canarias, se ha adjudicado a una empresa que no ha subrogado a veinte trabajadores que prestaban su servicio con la anterior concesionaria.

El sindicato FTSP-USO Canarias ha mostrado su indignación por la adjudicación del contrato de seguridad de centro de internamiento de menores infractores de Valle Tabares a una empresa que no ha subrogado a veinte trabajadores que prestaban su servicio con la anterior concesionaria, Seguridad Integral Canaria.

“No entendemos cómo la Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Viviendas del Gobierno de Canarias ha adjudicado el contrato para prestar servicio de protección y seguridad a la empresa Alcor Seguridad”, que ha hecho una “baja temeraria” para ganar el concurso a costa de los trabajadores, indica USO en un comunicado.

Se trata de una compañía especializada en conseguir concursos públicos a precios muy ajustados a costa de los trabajadores, lo que se denomina una “empresa pirata”, apunta el sindicato.

El servicio comenzó a prestarse en la medianoche del jueves al viernes y veinte vigilantes de seguridad de Seguridad Integral Canaria no han sido recogidos por la nueva empresa que presta el servicio, relata USO.

“El argumento de esta empresa es que han inflado el listado del personal del servicio de vigilancia a subrogar, por lo que es necesario menos trabajadores, pero a su vez han realizado un total de veinte nuevos contratos de trabajo y con un cómputo mensual de 182 horas”, denuncia USO.

Para este sindicato, “la oferta que ganó este concurso público automáticamente se sitúo en baja temeraria”, por lo que se va a estudiar una demanda al considerar que debería asumir a todos los trabajadores.

“Alcor Seguridad se descolgó del convenio estatal en 2013 para recortar salarios, ampliación de la jornada por encima del convenio y salarios que no llegan a los 1.000 euros”, según USO.

Fuentes: La opinión