Quart de les Valls contrata seguridad privada para evitar el acceso nocturno a la piscina

El alcalde explica que también desean evitar accidentes entre quienes acceden indebidamente a las instalaciones y causan daños

El Ayuntamiento de la localidad de Quart de les Valls ha decidido contratar un servicio de vigilancia privada nocturna para el resto de verano para evitar los problemas que se generan en las piscinas. Desde el Consistorio informaron que el motivo de esta nueva decisión tomada por el equipo de gobierno son los diversos altercados que se ha producido durante los fines de semana de verano en las instalaciones de la piscina, donde grupos de personas acceden y causan desperfectos en las instalaciones

El alcalde del municipio, Néstor Albert, en declaraciones a LAS PROVINCIAS, destacó que la nueva medida, además de proteger la piscina municipal, también tiene el objetivo de evitar accidentes entre los jóvenes que incumplen la norma y acceden a ella de manera indebida.

Albert señaló que muchos de ellos visitan la zona a altas horas de la madrugada después de participar en fiestas o incluido han organizado botellones en las zonas verdes.

Es por ello que el equipo de gobierno también ha solicitado una reunión con la Guardia Civil para tratar estos problemas ocurridos, entre otros asuntos del pueblo de Quart de les Valls. Desde el Ayuntamiento recordaron que este tipo de instalaciones “tienen una normativa que se debe cumplir. En caso contrario, se aplicarán sanciones”.

Además de la presencia inmediata de un vigilante de seguridad privada en las instalaciones de la piscina, también se va a aumentar la iluminación en la misma para que la presencia de intrusos por la noche resulte más sencilla de detectar.

El alcalde también declaró que también valoraron, aunque no lo han aplicado, extender esta vigilancia privada al resto de la localidad.

Albert explicó que carecen de Policía Local y los fines de semana dependen de Valencia por lo que respecta a la Guardia Civil. Desde la Benemérita le comunicaron la imposibilidad de poder cubrir con garantías su término al tener otras muchas acciones que realizar, por lo que desde el Ayuntamiento han decidido llevar a cabo esta acción.

Otra población de la comarca del Camp de Morvedre que también ha denunciado recientemente actos vandálicos en su término municipal ha sido Alfara de la Baronía que, a través de las redes sociales, denuncia los destrozos ocasionados en un banco de madera. Se da la circunstancia de que muchos de estos municipios tienen escasos medios para poder defenderse de estas acciones.

Loriguilla fue otra localidad, en este caso de la comarca del Camp de Túria, que sufrió varios actos vandálicos a finales del mes de junio y principios de julio.

El alcalde del municipio, Sergio Alfaro, explicó que la situación se ha tranquilizado con respecto al mes pasado. En su momento tomaron una serie de medidas como controles de alcoholemia y drogas, potenciar el servicio de seguridad ciudadana, recabar el apoyo de la Guardia Civil para que vigilaran más el término municipal y eso ha permitido corregir todos esos actos vandálicos y esperamos seguir así”.

Fuente: lasprovincias.es