Un hombre mata de un tiro a su pareja en Pozuelo de Alarcón y luego se suicida

Un hombre, de 66 años y de nacionalidad española, se ha quitado la vida de un tiro tras matar a su pareja, de nacionalidad británica y de 59 años, de otro disparo en Pozuelo de Alarcón, Madrid. Agentes de la Policía Nacional alertados por la Sala 091, han acudido esta tarde del domingo en torno a las 14:30 horas, a un chalé de la calle Corzo de la urbanización de Somosaguas.

En el jardín de la vivienda los agentes han localizado los cuerpos sin vida del matrimonio con sendos disparos en la cabeza y en el pecho. El arma con la que se efectuaron los disparos estaba junto al cuerpo del hombre

Hasta el lugar se han desplazado agentes de seguridad ciudadana y el Grupo de Delitos Violentos de Policía Científica junto a agentes del Grupo de Homicidios que investigan los hechos.

Las primeras hipótesis apuntan a que tras una discusión el varón habría disparado con una escopeta a su pareja y posteriormente se habría quitado la vida de un disparo en la cabeza.

Ha sido el vigilante de seguridad de la urbanización el que ha avisado a la Policía al escuchar las detonaciones. En la casa no había ninguna persona más en el momento del crimen. De momento, no se sabe si hay denuncias por maltrato entre la pareja.

De confirmarse como un asesinato machista, la víctima de Pozuelo sería la número 17 en lo que va de año y la novena desde el 9 de mayo, cuando se levantó el estado de alarma

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha afirmado este domingo que se investiga como un caso de violencia de género el asesinato de una mujer presuntamente a manos de su pareja en Pozuelo de Alarcón y ha trasladado su cariño y apoyo a la familia. «Todo mi cariño y apoyo para la familia en estos momentos tan difíciles. Nos queremos vivas», ha escrito la ministra en sus redes sociales.

Por su parte, la portavoz socialista en la Asamblea, Hana Jalloul, ha condenado en Twitter el asesinato. «¡BASTA YA! NO vamos a parar hasta erradicar la Violencia de Género, intolerable violación de los derechos humanos», ha dejado escrito.

Fuente: El mundo