Cárcel para cinco vigilantes de seguridad en Barcelona por vejar a un compañero homosexual

La titular del Juzgado de lo Penal 23 de Barcelona ha condenado a un año y medio de prisión a cinco vigilantes de seguridad que vejaron y discriminaron por su orientación sexual a un compañero de trabajo.

La sentencia, consultada por Europa Press, les condena a 18 meses de prisión por un delito contra la integridad moral, con agravante de discriminación por orientación sexual, además de a una indemnización de 30.000 euros a la víctima por el daño moral causado, si bien dos de siete acusados han sido absueltos.

También deberán pagar 14.275 euros por las dos veces en que el hombre estuvo de baja (115 y 155 días) por “bajo estado de ánimo, ansiedad, alteraciones de la conducta alimentaria, insomnio y llanto frecuente” a raíz de las vejaciones en su puesto de trabajo.

El hombre trabajaba como vigilante de seguridad desde el año 2000, y a principios de 2002 fue destinado a la estación de Barcelona-Sants, donde trabajaban los condenados.

Desde que se incorporó como vigilante en la estación, sufrió “constantes vejaciones consistentes en insultos, mofas, actos de ridiculización y de persecución laboral con evidente voluntad de humillarlo, despreciarlo y denostarlo por motivo de su orientación sexual”.

La jueza considera probado que esas vejaciones y comentarios homófobos le causaron “sentimientos de terror, angustia e inferioridad por lo que se sintió humillado y envilecido”, y la sentencia también recoge que los superiores de la empresa no tomaron ninguna medida cuando se les alertó de la situación.

También afirma que los condenados “conocían las consecuencias de sus actos y que perseguían humillar y vejar al denunciante por la diferente orientación sexual que tenía”.

Fuente: M.EuropaPress