La Policía Local dejará en manos privadas la vigilancia del depósito de vehículos por falta de agentes

Valoriza, la nueva empresa concesionaria del servicio de grúa, se hará cargo de la seguridad de las instalaciones.

La Policía Local de Zaragoza dejará de vigilar el depósito municipal de vehículos. El Ayuntamiento ha aprovechado la renovación del contrato del servicio de grúa para incorporar a las funciones del nuevo adjudicatario las de seguridad privada del recinto. Con esta medida, el gobierno PP-Cs reubicará a los agentes destinados en las instalaciones de la carretera de Castellón a otras unidades dadas las carencias que arrastra la plantilla desde hace años.

En la actualidad, siete policías locales se encargan de la seguridad del depósito de vehículos durante el día, mientras que la Unidad de Seguridad Nocturna se encarga de la noche. A partir de ahora, la mayoría serán reubicados para reforzar otras áreas del Cuerpo, mermado con más de 250 plazas vacantes. Tan solo quedará en el depósito una representación policial mínima encargada de las labores administrativas que requieran de la presencia de un agente de la autoridad, así como del control de la propia contrata.

El Ayuntamiento de Zaragoza licitó en junio del año pasado la gestión de la grúa municipal, el depósito y la señalización en la vía pública, hasta entonces en manos de Dornier, empresa que fue objeto de varios expedientes sancionadores por deficiencias en el servicio. El pasado mes de noviembre la mesa de contratación propuso al gobierno de la ciudad la adjudicación a Valoriza, que obtuvo la puntuación más alta, y que percibirá 6 millones de euros durante los dos próximos años.

Entre las novedades del pliego se incluían las labores de seguridad del depósito municipal, aunque la empresa concesionaria estará en permanente colaboración con la Policía Local. Además, se hará cargo de la retirada y traslado de vehículos por haber cometido alguna infracción de tráfico o por algún otro supuesto, como el estado de abandono. Por otro lado, la adjudicataria será la responsables del “suministro, transporte, colocación, mantenimiento, sustitución, desmontaje y retirada de diverso material de señalización”, según recoge el pliego. En este apartado se incluyen, por ejemplo las vallas e indicaciones para eventos en la vía pública, como carreras populares o pasacalles.

Bajan los arrastres un 5,25%

El año pasado, la grúa municipal llevó al depósito 6.733 vehículos que habían cometido alguna infracción de tráfico. La cifra es ligeramente inferior a la de 2018, cuando se registraron 6.397. A estas intervenciones hay que sumar los movimientos de coches o motos que se hacen por alguna reserva de espacio, pero en las que el conductor había estacionado correctamente. Así ocurrió en 2.541 ocasiones en 2019, un 10% menos que el ejercicio anterior.

En el caso de que un conductor tenga que acudir a recoger su vehículo al depósito tendrá que hacer frente a una factura considerable –una de las más altas del país–. En concreto, el precio varía en función del peso. Ahora mismo, para turismos y camionetas de hasta 1.500 kilogramos (el formato medio) la tasa por transporte es de 180 euros. Sin embargo, por cada día que el vehículo permanece en el depósito la factura se encarece, en este caso, 25,35 euros al día. El precio de las bicicletas, por ejemplo, es de 13,40 euros por traslado y 1,30 por día, mientras que el de los camiones más pesados es de 597 euros por llevarlos hasta el depósito y 247,30 por cada día que permanezcan sin ser reclamados.

Fuente: Heraldo