Prosegur se encargará de la seguridad interna de Cumbre y los empleados piden a la empresa negociar condiciones

Prosegur se encargará de la seguridad interna de la Cumple Mundial del Clima, que se celebrará en los recintos de Ifema del 2 al 12 de diciembre en Madrid, aunque los preparativos y montajes se pondrán en marcha a finales de noviembre.

Se calcula que acudirán alrededor de 25.000 asistentes de 200 países, entre los que asistirán comisarios de todas las naciones, sector privado, sociedad civil, autoridades locales, organizaciones internacionales y medios de comunicación.

Para la empresa de seguridad “es un gran reto y orgullo asumir la cobertura de los dispositivos de seguridad que se desplegarán por el gran volumen de personal operativo, repercusión mediática y máximos niveles de seguridad que se deben ofrecer en la Cumbre, y también por la confianza depositada en Prosegur como proveedor por los grandes profesionales que la forman y el liderazgo que la avala”, indican en un escrito dirigido a los trabajadores.

En respuesta a ello, se ha solicitado a la empresa que especifiquen los términos concretos de las condiciones en las que trabajarán en la Cumbre a través de la convocatoria urgente de una mesa de negociación.

“Como ustedes, consideramos el evento como ‘un gran reto y orgullo’ que se ha encargado a Prosegur por los grandes profesionales que conforman su plantilla, pero entendemos que no basta con requerir la colaboración de los trabajadores sin saber en qué va a consistir. Como profesional que es, pensamos que la plantilla se merece que se negocien con sus representantes las condiciones en que van a tener que prestar este esfuerzo y compromiso añadidos”, han indicado.

Se ha reseñado que otras grandes compañías del sector, ante eventos como la Copa Davis “han decidido premiar el esfuerzo y dedicación de sus vigilantes de seguridad y han negociado con los representantes de los trabajadores las condiciones especiales de prestación y remuneración de este tipo de acontecimientos”.

Fuente: La Vanguardia