Vigilantes de seguridad privada alertan que un centro comercial es “un imán para los cacos”

Los cuatro principales sindicatos de seguridad privada en Galicia (UGT, USO, CIG y CCOO) denuncian que el Parque Oleiros es “un imán para los cacos”. Los representantes de los trabajadores critican que se suprima “la seguridad física en un área comercial en despoblada y con unas medidas de seguridad pasivas deficitarias”.

Las centrales relatan que desde ayer el área quedó “sin ningún tipo de vigilancia” porque los gestores rescindieron el contrato a la compañía que prestaba el servicio, Ombuds.

Por ahora, la gerencia de este parque de comercios próximo a Coruña no ha respondido a las afirmaciones de los operarios ni ha confirmado la contratación de ninguna otra compañía.

El asunto tiene un transfondo laboral. “En un principio, los cinco vigilantes de seguridad adscritos al servicio habían recibido cartas de subrogación de la cesante OMBUDS informándolos de que pasaban a una nueva adjudicataria a partir del 1 de Abril, hecho que al percatarse de que no se iba a producir ya que lo que se pretendía por parte de la Gerencia era suprimir el servicio”, explican los sindicatos. UGT, USO, CIG y CCOO adelantan que preparan una denuncia contra el parque y la empresa de seguridad en defensa de los trabajadores, que han ido al paro. 

Fuente: GaliciaPress