A Prosegur y Eulen no les convence la nueva licitación de seguridad de Aena

Las dos empresas de seguridad que, hasta ahora, acaparaban los contratos de Aena en la seguridad de los aeropuertos, Prosegur y Eulen, han decidido no optar a casi ningún lote de la nueva licitación que ha abierto Aena esta semana, y que en conjunto suman un importe de 359 millones de euros.

Esta semana pasada el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, defendía ante la disconformidad y críticas de grandes empresas de seguridad a los pliegos del concurso, que éstos son “suficientemente abiertos” para poder considerar ampliaciones en determinados supuestos, y que cumplen con los compromisos adquiridos por Aena fruto del acuerdo entre el sector y sindicatos -los vigilantes de seguridad que trabajen en los aeropuertos tendrán derecho a cobrar un plus adicional a su salario, que además subirá un 2% anual-.

En concreto, esas dos empresas, junto con ICTS Hispania, copaban el 94% de la seguridad de los aeropuertos en los contratos que están ahora en vigor. Esas compañías se repartieron los tres lotes para seguridad en los aeropuertos de más de 500.000 pasajeros, mientras que, por otro lado, la adjudicación de Barcelona-El Prat fue a parar a Eulen y la de Madrid-Barajas, a Prosegur.

Para el nuevo macrocontrato, sin embargo, Eulen solo se ha presentado a dos lotes. Por un lado, el de control de pasajeros en Madrid-Barajas, por un importe de 38,8 millones de euros para el que ha ofertado una rebaja del 2,58%. En segundo lugar, se ha presentado al contrato para todos los aeropuertos de menos de 400.000 pasajeros anuales, donde se ha quedado como único ofertante, sin rebaja en su propuesta, después de que Ombdus y Sasegur quedaran excluidos.

Prosegur también ha decidido optar a dos lotes. Para el que está conformado por los aeropuertos de Alicante-Elche y Almería, cuyo importe es de 17 millones, la empresa de seguridad ha presentado una oferta sin ninguna rebaja. Se enfrenta a Trablisa, con una oferta un 1,13% menor, Sagitel (-1,02%) e Ilunion (-0,2%). Ombuds y Sureste Seguridad han quedado excluidas.

El segundo lote al que se postula Prosegur es el de los aeropuertos de Jerez y Sevilla. Su oferta tampoco presenta ninguna rebaja con respecto al importe marcado por Aena de 8,9 millones. Se enfrenta a ICTS Hispania (-3,32%), Sagitel (sin rebaja) y Trablisa (-0,05%). Ombuds, de nuevo, ha sido excluida.

ICTS Hispania, en cambio, ha intentado mantener su cifra de negocio presentándose a ocho lotes, aunque ha sido excluida de seis de ellos y solo mantiene su oferta en dos: el de empleados de Madrid-Barajas, donde se enfrenta, con una rebaja del 1,53%, a Eulen; y el de Jerez y Sevilla, donde lidera la competitividad de las ofertas.

Tres aeropuertos canarios, desiertos

La gran excluida de las licitaciones ha sido Ombuds. La compañía se ha presentado a diez lotes del contrato para los aeropuertos de más de 400.000 pasajeros, así como para el único lote del contrato para los aeropuertos menores. Sus once ofertas han sido rechazadas sin excepción. Tras ella quedan ICTS Hispania, que ha acumulado cinco exclusiones pese a seguir optando a dos contratos; y Abydos, que optó a seis lotes y ha sido excluida, también de todos ellos.

La principal consecuencia de que Ombdus no haya pasado el corte es que el lote 10, conformado por los aeropuertos de La Palma, Tenerife Norte y Tenerife Sur ha quedado desierto, ya que era la única que había presentado una oferta.

De la misma manera, las exclusiones han dejado con solo un candidato (Ilunion) al lote 9, conformado por los aeropuertos de Fuerteventura, Gran Canaria y Lanzarote. En el lote 11 (A Coruña, Asturias, Bilbao, Santander, Santiago y Vigo), Sagital se ha quedado sola con una oferta sin rebajas con la eliminación de las presentadas por ICTS Hispania y Ombuds.

Lo mismo ocurre con el lote 14, formado por los aeropuertos baleares de Ibiza y Menorca. La oferta de Trablisa, sin rebajas, es la única que queda.

Fuente: El Economista