Metro estima que los vigilantes de Seguridad Integral Canaria serán subrogados hacia el día 20 de enero

Ofrecerán los servicios jurídicos de Metro para que los trabajadores reclamen los meses de sueldo impagados.

El consejero delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, ha estimado que, gracias a las tareas de agilización que está llevando a cabo la Consejería de Transportes, los vigilantes de la empresa Seguridad Integral Canaria (SIC), que llevan dos meses sin cobrar sus sueldos, serán subrogados 10 días antes de que termine el mes de enero, es decir, sobre el 20, aunque el día en el que finaliza su contrato es el 31 de ese mes.

Así lo ha manifestado Carabante en declaraciones a los medios durante la gymkhana ‘Expedición a Canillejas’, en las que ha explicado que en el Consejo de Gobierno del pasado viernes 29 de diciembre se dio cuenta de la adjudicación del nuevo contrato de vigilancia de Metro por valor de 183,3 millones de euros y cuatro años a cuatro empresas –ninguna de ellas SIC– y que desde ese momento “empiezan a correr los días” para firmarlo, plazo que tratarán de recortar “agilizando” los plazos para que se firme diez días antes de lo previsto.

De esta manera, el delegado quiere tratar de “mitigar el padecimiento que están sufriendo” los trabajadores de Seguridad Integral Canaria a los cuales ha querido tranquilizar, pues asegura que todos los trabajadores se van a subrogar en las empresas nuevas y por tanto van a continuar trabajando, aunque en una empresa distinta, para Metro de Madrid.

En este punto, Carabante ha querido aclarar que con este nuevo contrato los trabajadores van a cobrar el sueldo con “total garantía” porque una de las condiciones de los nuevos pliegos es el cumplimiento de las obligaciones laborales por parte de las empresas. “Por tanto, si la empresa se comporta como SIC podremos rescindir inmediatamente ese contrato”, ha incidido.

Por último, el consejero delegado de Metro ha admitido que la obligación del pago de los salarios impagados corresponde a Seguridad Integral Canaria, sin embargo, desde el suburbano pondrán a disposición de los sindicatos y los trabajadores los servicios jurídicos de Metro para reclamar esa parte impagada.

“Además, hemos procedido a la retención del aval de SIC para poder hacer frente a las responsabilidades que se pudieran derivar de los incumplimientos contractuales”, ha apuntado, para concluir diciendo que serán los tribunales los que dictaminen si los dos millones del aval podrán ser destinados al pago de los salarios impagados.

Fuente: La Vanguardia