Sorprenden a un hombre intentando colarse de madrugada en la cárcel de Palma

El intruso, que al parecer sufre un trastorno mental, pretendía acceder al módulo en el que está presa su pareja.

Un hombre fue sorprendido el pasado martes de madrugada cuando intentaba colarse en la cárcel de Palma. El intruso, que tiene a un allegado recluido y al parecer sufre un trastorno mental, fue interceptado por los vigilantes de seguridad y acabó en comisaría.
La Policía Nacional ha abierto una investigación para aclarar los hechos y el hombre está inicialmente acusado de allanamiento de establecimiento público. Los hechos ocurrieron hacia las tres de la madrugada, cuando se descubrió la presencia de una persona en una de las áreas restringidas del centro penitenciario. Los responsables de la seguridad en el recinto activaron todas las alarmas ante las sospechas de que un recluso estaba intentado escapar de la cárcel.
Los funcionarios llevaron a cabo, en plena madrugada, un recuento en los módulos para aclarar si faltaba algún preso de su celda y comprobaron que estaban todos. Cuando lograron capturar e identificar al sospechoso averiguaron que no estaba intentado escapar, sino entrar en el centro penitenciario.
El caso quedó en manos de la Policía Nacional, que puso en marcha una investigación para aclarar qué llevó al intruso, que fue trasladado a comisaría, a acceder de madrugada al centro penitenciario. Según las primeras pesquisas, la pareja del hombre está interna en la cárcel de Palma y él pretendía verla. Los investigadores sospechan que el acusado, imputado por un delito de allanamiento de establecimiento público, padece un trastorno mental.