Imputado un guardia de caza, vecino de Sigüenza, que hacía de seguridad sin estar habilitado

La Patrulla del Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil (Seprona) de Almazán (Soria) ha imputado un delito de intrusismo al vecino de Sigüenza J.A.M.N, de 60 años, por la realización de servicios de seguridad privada, vistiendo el uniforme y con los distintivos de Guarda Rural sin estar habilitado para ello.

Las actuaciones comenzaron con una llamada telefónica al Centro Operativo de Coordinación de la Comandancia de la Guardia Civil de Soria del titular de un coto privado de caza advirtiendo la presencia de cazadores furtivos en la zona, han informado fuentes de la Subdelegación del Gobierno.

Durante la práctica de gestiones se comprobó, a través de la Intervención de Armas de la Guardia Civil de Soria, que no constaba que la persona que ejercía de guarda se encontrase dado de alta como guarda rural, ni que tuviese habilitación para vigilar ningún coto privado de la provincia, así como tampoco se estaba contratado como guarda por el titular del terreno cinegético.

Este hecho motivó la tramitación las correspondientes denuncias por infracciones administrativas a la Ley 5/2014 de Seguridad Privada y la imputación de un delito de intrusismo, tipificado en el vigente Código Penal.

Fuente:guardapress.es